Jump to content
Club EOM

Blog del Club EOM


Reuniones con posibles clientes

Es importante saber mostrar al posible cliente que eres la persona correcta para trabajar con él. A menudo esto significa el tener que realizar una reunión en persona para hablar sobre el proyecto, mostrar algunos de tus trabajos y darte a conocer.
Esta primera reunión es un paso importante, incluso puede ser estresante si necesitas el trabajo. Comparto contigo algunos consejos para estar listo para esa primera reunión:
Sé Tu Mismo
No intentes esconder que eres un Freelance, el cliente potencial ya lo sabe. Tampoco es necesario, muy generalmente, vestir de traje, como tampoco el ir con chancletas y ropa muy de sport o fuera de lugar. No necesitas pretender que eres una gran organización, estos posibles clientes confiarán en ti y en como te puedas desenvolver.
Estate Preparado
Cuando preparas algo que tienes que realizar siempre vas más tranquilo. Si sabes que tienes todo lo que necesitas mostrar y enseñar preparado, te sentirás mucho más cómodo. En caso de mostrar tu portfolio a través de tu portátil o tablet, asegúrate de tenerlo preparado en modo offline, por si la conexión falla. Ten varias ideas para tratar preparadas por si la principal no se da el caso de tratarla.
Saber qué es lo que quieres decir
Es muy probable que el posible cliente quiera saber sobre ti, si no tienes nada preparado te tocará improvisar y eso no es lo más recomendable. Es por ello que preparar varias frases, algo de tu experiencia, fortalezas y servicios puede ser una gran opción. Coge unas notas para saber de lo que vas a querer hablar y que no se te olvide.
Llega a Tiempo
Lo peor que puedes hacer es no llegar a tiempo, aun que el pueda llegar tarde, tú tienes que llegar a tiempo y así mostrar lo serio que eres a la hora de trabajar.
Estate Preparado para decir que No
Ten una cosa clara, no todos los trabajos son los adecuados para ti. Puede que llegues a la reunión y te des cuenta de que el proyecto puede ser muy grande para una única persona, o no es un trabajo con el que te encuentres cómodo o incluso la impresión del cliente no es la buena. Sea cual sea la razón, deberás rechazar el trabajo, y para ello contactar con el cliente ya sea en persona o a través del email.
Si dudas en si coger o no el trabajo, no hagas ninguna promesa en la reunión, de esta forma, de no querer el trabajo, no tendrás que volver atrás en tus palabras.
No des un Precio
Los clientes siempre preguntan cuál sería el precio en ese momento. NUNCA des un precio sin antes prepararlo, dar un precio de esta forma te llevará casi siempre a equivocarte por no tener todo lo que importa en cuenta. Hay muchos factores que debes considerar y debes comentarles que les mandarás un presupuesto en cuanto llegas a casa.
Haz Preguntas
Debes dejar hablar al posible cliente y hacerle preguntas sobre su proyecto. De esta forma podrás saber qué es lo que él necesita y mostrarle el cómo puedes ayudarle. Si tienes una lista de preguntas unidas y trabajadas dará más confianza, el cliente verá que te interesas por su proyecto y que justo en lo que le puedes ofrecer es lo que necesita.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

Referidos

Esta es muy probable la mejor fuente de nuevos trabajos para los Freelancers. Los referidos son aquellos contactos que llegan gracias a clientes actuales o pasados. También podríamos meter a contactos de amigos/familiares, pero nos centraremos en “las relaciones laborales” directamente.
Pero los referidos tienen un “problema”… no puedes controlarlos. Puede que en unos meses te llegan muchos referidos y mucho trabajo y en otros no tienes nada, sin un ritmo constante ni esperado.
Así que vamos a centrarnos en cómo convertirnos en referibles y cómo incentivar a esos referidos.
Ser Referible
Como es normal, algunas personas, negocios o productos, son más fáciles de ser referidos. Hay algunos puntos clave por los que es posible que no seas referible:
No eres lo suficientemente bueno No eres de confianza Eres impredecible Tus precios son “demasiado altos”
 Cuando una persona te refiere a otros, está en juego su “reputación” como persona que recomienda, tus acciones se reflejarán en ellos, ya sean buenas o malas.
Tienes que reducir al mínimo el riesgo que ellos pueden ver a la hora de referirte a terceros.
Todo lo posible para Ganar
Si una persona refiere a una persona que es ganadora les hace ver como buenos contactos y ganan “puntos” con sus amigos o conocidos. Si puedes demostrar que eres una opción ganadora entonces conseguirás muchos referidos. Para ello puedes hacer lo siguiente:
Ofrecer trabajos de alta calidad siempre: No debes trabajar de forma perfecta solo para algunos clientes, tienes que hacerlo bien siempre y para todos, incluso para poder mostrar todos tus trabajos en el portfolio. Ser de mucha confianza: Responder a todos los emails sin dejarlos pasar días, llegar a reuniones a tiempo y entregar lo que dices que harás, entonces entrarás en el grupo de gente de confianza. Tus precios deben ser coherentes: Los “precios altos” llegan con el tiempo, pero no cuando uno quiere desde un principio. Cuando demuestres que estás a la altura de esos precios es cuando te llegarán referidos. Unos precios justos con una alta calidad y confianza. Hazte Gustar: No es necesario que te quieran, pero si que les guste trabajar contigo. Nadie quiere trabajar y colaborar con alguien que le cae mal o tiene malas maneras. Si crees que tu forma de ser es de este estilo, deberías ir entrenando para mejorar esa situación. Nada que Perder
Si las posibilidades de fallar que tienen las personas que te refieren son mínimas será más probable de que te refieran a terceros.
Dar una Garantía: OJO! solo deberías hacer esto si eres un Freelance con suficiente experiencia. No es la mejor de las opciones el ofrecer la devolución del dinero o infinitas revisiones. Pero, como siempre, es un gran reclamo para mucha gente y para la gente que te refiere. Úsalo con cuidado y las veces justas. Tus Servicios son Tu Nombre: la gente que te refiera debe sentirse cómodos sabiendo que aun que las cosas vayan mal, sus referidos están en buenas manos contigo. Consulta Gratuita: si ofreces una consulta gratuita sin compromiso, esto hará que la presión de posibles clientes desaparezca y esté sobre ti, te tocará saber venderte. Alentar a quien te Refiere
En este aspecto solo hay tres razones por las que alguien quisiera referirte trabajo:
Quiere ayudarte Quieren ayudar a la persona que están refiriendo Quieren ayudarse a si mismos
 Si quieres más referidos debes alentar a estas personas y ponérselo sencillo.
Incentivos
Regalos, comisiones, descuentos, etc. son buenos incentivos para que la gente te refiera. Un incentivo lo que hará es hacer que quien te refiera pase de “pensar” en referirte a “realmente” referirte.
Con los incentivos hay que tener cuidado, no querrás que estas personas piensen que les estás intentando comprar. Ni tampoco querrás que los referidos piensen que han sido referidos simplemente por conseguir ese incentivo.
Pide para conseguir
Ya lo hablamos en el capítulo de conseguir tus primeros contactos, tienes que pedir y decir a la gente que estás buscando referidos. Si no te sientes cómodo pidiendo en persona, siempre puedes enviar un email a tus clientes o incluir una nota y una tarjeta de visita con tu siguiente factura (siempre y cuando las mandes por carta).
Asegúrate de que tienen las herramientas necesarias
Es primordial que la forma de contactar contigo sea sencilla, ya sea con la web o con tarjetas de contacto. Asegúrate de responder siempre al teléfono, responder a los emails y seguir el rastro a esos posibles clientes, no dejes que se pierdan por no estar atento.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

Tus primeros contactos

Cuando decides ser Freelance es muy probable que no cuentes con clientes pasados de los cuales conseguir referidos, no tendrás proyectos en marcha y tendrás una reputación baja o ninguna.
La mejor forma de comenzar a conseguir tus primeros leads (contactos) es entre las personas que conoces, familia, amigos, conocidos y compañeros pasados. Algunas de estas personas estarán atentas a cualquier oportunidad que se les presente para dar a conocer tus servicios.
Tienes que tener en cuenta que trabajar para la familia y amigos directamente a veces puede ser algo frustrante, por lo que a veces es mejor no mezclar amistades con trabajo.
Muchas de estas personas seguramente no necesiten de tus servicios, pero estarán encantados de compartir tus tarjetas de visita y mencionar tus servicios a otra gente.
Dile a la gente que estás buscando trabajo
No esperes que ellos por si mismos sepan que estás buscando trabajo, cuenta a todo el mundo de que estás empezando a trabajar como freelance y que estás buscando nuevos clientes. Explica a la gente de forma clara qué es lo que haces y pregunta si conocen a alguien que pueda necesitar de tus servicios. Si junto con esto les das tarjetas de visita para que las compartan es muy probable que empiecen a llegarte personas interesadas en saber sobre tus servicios.
Una muy buena opción es la de mandar un email a cada persona que creas que puede ayudarte o que le interese ayudarte. El email debe tener la suficiente información para que estas personas se lo comuniquen a otras.
Coge cualquier oportunidad que se te presente
Esto es muy importante, estás comenzando y no tienes clientes, por lo que cualquier trabajo puede serte de gran ayuda, aun que no sea glamuroso. Estos trabajos pueden abrirte la puerta a otros proyectos más grandes e importantes y ayudan a pagar facturas.
En mi caso gracias a mi primer cliente he conseguido varios más referidos de él, e incluso algunos proyectos muy interesantes que aún siguen funcionando.
El no dejar ninguna oportunidad pasar es solo al principio, una vez el negocio está en marcha es importante aprender a decir “No”, ya que es importante no tener demasiado trabajo que nos desborde.
Trabaja barato cuando sea necesario
Está claro que la palabra “barato” puede crear algo de controversia, pero no debemos confundirnos. Estás comenzando y aún no tienes una reputación detrás que avale tus “altos precios”. Es por ello que deberías considerar comenzar con precios bajos, y a medida que tus trabajos sean de calidad y causen un muy buen impacto, debes ir subiendo tus precios.
En unos meses contarás con varios proyectos y clientes a tus espaldas, tus precios habrán subido y podrás escoger los trabajos que más te interesen. Es importante que los precios vayan en consonancia con tus gastos, alquileres, etc, las facturas hay que pagarlas y tirar precios no implica tener más trabajo.
Anunciarte para los Primeros Trabajos
No estoy hablando sobre crear anuncios, si no al revés, usar los anuncios de otra gente para conseguir trabajo. ¿Cómo? muy sencillo, haciendo una búsqueda en páginas amarillas podrás observar diferentes anuncios de empresas/autónomos ofreciendo sus servicios. Es muy probable que mucha de esta gente no cuente con una página web o tarjetas de visita, lo mejor es ponerte en contacto con ellos y ofrecerles tus servicios.
Plataformas para Freelance
Siempre he dicho que no estoy muy de acuerdo con algunas formas de trabajar/ofertar de este tipo de páginas. Por ejemplo a la hora de realizar logotipos los diseñadores deben mostrar sus bocetos, pero ello no implica que el “cliente” compre. Por lo tanto el “cliente” está recibiendo muchos bocetos que luego puede usar por si mismo con cualquier otro diseñador gráfico, sin contar los precios de según en que parte del mundo vives.
Fuera parte de este “mal estar” propio, pueden venirte muy bien para empezar y coger experiencia. Aquí van algunos consejos a tener en cuenta:
Es importante que leas el anuncio entero y lo comprendas, al igual que seguir las instrucciones del posible cliente. No hay nada peor que ofertar un trabajo y que no se sigan las instrucciones de qué o cómo se quiere.
 Cerciórate de que tu página de portfolio funcione correctamente, y que los enlaces que envíes estén escritos correctamente y son relevantes para este trabajo.
 Muestra tu personalidad, a la hora de sobresalir entre el resto de aspirantes al trabajo es tu personalidad la que puede decantar la balanza a tu lado.
 ¡Ten entusiasmo! haz ver al cliente de que su proyecto es interesante y que quieres participar en él y que funcione. Cuando un cliente ve ese interés y entusiasmo es muy probable que termine por ofrecerte el trabajo.

Tu Portfolio

Tu Porfolio y la forma de presentar tus trabajos dependerá de tu profesión y de tus preferencias (clientes objetivo, etc.). Pero esto no quita que necesites un porfolio donde mostrar los trabajos que has realizado hasta ahora.
Antes que un cliente te contrate, lo que querrán ver es tu porfolio y asegurarse que lo que les puedes ofrecer es lo que quieren/necesitan y satisfacer sus deseos.
Algo clave de tu porfolio es tu página web, esta suele ser casi siempre la primera parada de tus clientes potenciales permitiéndoles que tipo de trabajo haces y como contactarte para una consulta. Recuerda que tu página web es tu escaparate que está disponible 24/7.
También es posible que necesites un porfolio físico, el cual puedas mostrar en reuniones. Este portfolio físico puede ser igual que el digital, o algo especializado para las necesidades de este cliente potencial. Por ejemplo, podrías tener en formato físico los trabajos de Branding que hayas podido realizar para un cliente previo (cartas, sobres, sellos, tarjetas de visita, etc.).
Formatos
Dispones de diferentes tipos de formatos para mostrar tus trabajos.
Casos de Estudio
La forma de presentar un caso de estudio sería mostrar una imagen y escribir sobre ese proyecto. Un caso de estudio debería de remarcar tus contribuciones en el proyecto, por qué lo escogiste y que hiciste que beneficiase al cliente.
Un caso de estudio también te ayuda a explicar, a tus posibles clientes, sobre lo que haces y como puedes ayudarles. Estos clientes potenciales se verán impresionados con tus habilidades gracias a la explicación realizada.
Muestras
Estos pueden ser extractos de trabajos escritos, trozos de código, fotografías, ilustraciones, etc. Estas pueden mostrarse en Sliders de forma muy visual, es una forma muy común de mostrar los trabajos realizados. En caso de escoger este formato, asegúrate de poner tus mejores trabajos al principio, ya que muchos clientes potenciales observan con prisa y la primera impresión será la que cuente.
Links
Este formato debería de ser un suplemento para los dos anteriores, ya que este solo de por si sería muy poco.
Lista de Clientes
A veces quizás simplemente te interesé proporcionar una lista de clientes para los que has trabajado. Si, por ejemplo, has realizado trabajos de fotografía para algunos medios conocidos, quizás te interese enlazar a esos contenidos directamente y convencer a tu cliente potencial de que tienes la experiencia necesaria para ese trabajo.
Pero al final hay algo que tienes que tener en cuenta, debes escoger el formato que más se adapte a tus clientes potenciales. Quizás incluso te interese hacer casos de estudio en formato PDF para compartir o imprimir y entregar en tus reuniones.
Qué Trabajos Mostrar
Es importante saber que lo que muestres en tu portfolio mostrará al resto de personas el tipo de freelance que eres y los proyectos que realizas, serás considerado por estos trabajos. Es por ello que esto trae algunas cosas a tener en cuenta.
Selecciona con cuidado que trabajos mostrar
Si por ejemplo quieres que tu objetivo sean grandes empresas, quizás el mostrar proyectos menores no te ayude. Considera el tipo de trabajos que quieres conseguir y haz tu portfolio relevante para ese mercado. Esto puede implicar que si tienes algunos buenos trabajos de otros sectores, quizás te interese no mostrarlos y así centrarte más en tu objetivo.
Muestra algo de variedad
Algo de variedad mostrará que eres versátil, pero demasiada variedad puede llegar a dejar al cliente con dudas sobre qué es lo que haces. En mi caso mostramos trabajos de páginas web realizadas y algunos trabajos de diseño gráfico, destacando que realizamos páginas web y que también podemos realizar diseño gráfico.
Muestra tu portfolio para trabajos
Cuando tienes reuniones con posibles clientes es muy interesante el hecho de mostrar tu portfolio en persona. Estos trabajos que vayas a mostrar deberían tener relación con el trabajo que quieres conseguir y mostrar a esa persona que eres capaz de llevar a cabo ese trabajo.
Al mostrar tus trabajos online, puedes categorizar para filtrar tus trabajos. Habrá visitantes de tu web que estén buscando un tipo de trabajo en concreto y de esta forma irán directos a lo que les interesa.
Es interesante tener casos de estudios ya realizados, pero tenerlos “ocultos”. Estos tipos de resúmenes son muy interesantes para la gente interesada en esa categoría y quizás para el resto no lo sean. Es por ello que si los tienes ocultos y los muestras exactamente al posible cliente ideal tendrás mucho ganado.
Qué hacer cuando no tienes trabajos para mostrar
Puede pasar que no tengas trabajos anteriores que mostrar, ya sea por que no dispongas de ellos o por que no puedes mostrar los trabajos de tu anterior empresa o parecidos, o no tengas experiencia suficiente.
Pero esto tiene una solución, haz algunos trabajos para mostrar en tu portfolio. Haz un resumen sobre tus habilidades y el tipo de trabajo que quieres realizar, después, busca una organización sin ánimo de lucro que pueda necesitar tus servicios, o familiares. De esta forma estarás ayudando a algunas personas y realizando proyectos para tu porfolio, aparte de conseguir experiencia en justo el tipo de trabajos que quieres realizar.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

Mantenerte al Día como Freelance

No dejes de aprender y mejorar para avanzar en tu sector.
Como freelance debes seguir mejorando y fortaleciendo tus habilidades si quieres que tus servicios sigan siendo de valor y demandados. En la programación, diseño web y parecidos, quedarte estancado, por muy bueno que seas, hará que a la larga pierdas valor.
Cuando trabajas alrededor de otras personas, al final terminas por aprender cosas de cada uno. Pero, cuando trabajas solo, es muy fácil quedarte en lo que sabes, sin querer salir del área de confort y mejorar. Debes presionarte un poco para aprender cosas nuevas, hay bastantes formas de lograr esto y veremos algunas de ellas:
Ir a Eventos del Sector
Ir a estos eventos, grupos, asociaciones y parecidos te mostrarán que es lo que está ocurriendo en tu sector y por donde se están moviendo las tendencias. No dejes de buscar eventos y conferencias de los temas que te interesan, siempre podrás aprender cosas nuevas.
Chatea con gente Cercana a tu Trabajo
Poder hablar con más gente te ayudará a intercambiar conocimientos. Te recomiendo que participes en los grupos de LinkedIn, Facebook… Lo bueno que tiene internet es que te permite llegar a gente que no tiene por qué estar cerca geograficamente.
Comprar Libros
Puede parecer algo “arcaico” el comprar libros, pero realmente son de utilidad y hay muchos muy buenos por ahí. En los casos de los libros más técnicos es importante, al menos para mi, tenerlos en formato físico ya que son más cómodos de manejar y consultar. Pero no dudes en comprar libros en formato eBook, para estos casos uso el Kindle con el que estoy muy satisfecho. Lo uso para libros no tan técnicos y que no deba consultar con asiduidad.
Surfea la Web
Hay mucha información y estoy seguro de que en tu sector hay gente con muy buena información para compartir. Gracias a los RSS y sus lectores, es algo muy cómodo estar al día con las novedades.
Además, hoy en día están muy de moda (y son de gran utilidad) los podcast. Es una forma de consumir información de forma sencilla al ser en audio.
Escribir un Blog
El hecho de tener que escribir un blog y enseñar a otros, hará que tengas que esforzarte más para estar al día y saber de las últimas novedades. Escribir te ayudará a construir una reputación y el tener que enseñar, hará que lo veas como un estudiante también, forzando a mejorar y entrar más en detalle que lo que harías normalmente. Mejoras tus conocimientos a la vez que enseñas al resto.
Visita a tus Competidores
De esta forma podrás observar en que están avanzando y que tipos de trabajos se siguen ofreciendo. Un competidor no es el enemigo, tener una buena relación con ellos puede ofrecer oportunidades de colaboración beneficiando a ambos.
Según va pasando el tiempo a veces suele pasar que perdemos el entusiasmo, y algo nuevo por aprender puede ayudar a recuperarlo.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

Ser Productivo

Siendo Freelance es muy fácil distraerse, siempre pensamos que somos multitarea, comenzamos con una cosa, después hacemos otra cosa a la vez y, para rematar, nos metemos con otra cosa más.
Lista de Tareas
Las listas de tareas son una gran forma de estar organizados y tener un control de nuestro tiempo. Con estas listas sabes qué tienes que hacer y cuando lo tienes que hacer, dándote una visión sobre fechas límite que te ayudan a no dejar nada sin hacer.
Un buen programa de listas de tareas es aquel sencillo, con lo justo y que te separa las tareas por fechas límite. Entrar en estos programas (o aplicaciones web, móvil, etc.) y que de forma sencilla te diga lo que tienes que hacer hoy y esta semana, no tiene precio. En cuanto te conectas, y ves lo que tienes que hacer hoy, ya puedes ponerte a trabajar.
Un buen flujo de trabajo con listas de tareas, o al menos la que yo uso, es la siguiente:
A medida que nuevas tareas llegan, escribes las tareas en el buzón de entrada (inbox). Busca siempre aplicaciones que cuenten con una app para tu móvil. De esta forma, podrás añadir tareas de forma sencilla aunque no estés delante del ordenador. A primera hora de la mañana, echa un vistazo a esta lista en el buzón de entrada. Entonces, les pones una etiqueta a cada tarea: hacer hoy, mañana o cualquier otro día. Vas a la sección que te indica qué tareas tienes que hacer hoy y te pones a trabajar. Es muy importante no mezclar los tiempos, salvo que introduzcas hoy una tarea muy importante para hoy, deja esta en el buzón de entrada. No pierdas el tiempo en clasificarla, eso lo harás mañana a primera hora (o cuando te marques tu hora de revisar el inbox).
También ten en cuenta las prioridades de las tareas, no todas las tareas son igual de prioritarias, y saber clasificarlas es importante. Muchas aplicaciones, te permiten ordenar las tareas arrastrándolas, no te llevará más de un minuto ponerlas en orden y hacer tu jornada laboral más amena.
Intenta que puedas poner sub-tareas a las tareas, de esta forma, tendrás todo más ordenado y podrás ir punto por punto terminando las tareas del día.
Un consejo, yo suelo poner entre corchetes el tiempo que creo que me llevará realizar esa tarea. Al principio te costará calcular, pero una vez le pillas el truco (o utilizas un gestor de tiempo), sabrás cuanto tiempo empleas en hacer esas tareas (muchas veces repetitivas) y podrás optimizar mejor tu tiempo.
Por ejemplo:
[60'] Escribir Noticia para Cliente Y [40'] Escribir borrador del próximo artículo del blog [30'] Redactar artículo [5'] Revisar la gramática y que todo esté bien [15'] Publicar y compartir en las diferentes Redes Sociales [10'] Crear y enviar Factura para Cliente X Cuando mides de esta manera, con una simple mirada puede saber el tiempo que te van a llevar las tareas del día, y ajustar el resto de la agenda o posibles citas de clientes que puedan llegarte.
Muchas veces no tenemos esto en cuenta, y un cliente te llama y dice: “Ey, ¿te parece si quedamos para discutir un par de cosas esta tarde? ¿Qué tal andas de tiempo?”
Si no tienes control del tiempo que te van a llevar tus tareas, ¿Cómo sabrás si tienes tiempo o no? Quizás digas que si, y después tengas que trabajar “horas extra”, o decir que no y verte a primera hora de la tarde sin más tareas que llevar a cabo.
Las Distracciones
Las distracciones pueden hacerte perder tiempo y desmotivarte.
Cuando trabajas para ti mismo, corres el riesgo de perder la concentración con mayor facilidad que trabajando para alguien y en una oficina. Sabes que cuando estás en tu puesto de trabajo tienes que trabajar, y lo mismo tiene que ser en casa o en tu propia oficina.
Tampoco es necesario que estés trabajando 8 horas sin parar, es importante realizar descansos. Pero, cuando estés en tu mesa o lugar de trabajo, tienes que estar al 100% centrado en sacar los proyectos adelante.
Veremos unos cuantos consejos para intentar estar centrado a la hora de trabajar y conseguir sacar los trabajos hacia delante para poder cobrar.
Empezar el día con buen pie
Es muy probable que debas desarrollar una rutina desde primera hora de la mañana para poder trabajar. Una rutina básica podría ser levantarse a una hora razonable, desayunar, ducharse, vestirse y entrar en el cuarto de trabajo a una hora normal de trabajo. Esto te ayuda a evitar la procastinación y permite a tus clientes poder contactarte a horas de trabajo más comunes.
Fechas límite estrictas
Como Freelance que soy, me pasa al igual que al resto, que se nos hace muy difícil realizar las tareas a menos que sean de urgencia. Para solucionar esto un paso importante es poner fechas límite y completarlo para ese día.
Una vez le dices a un cliente la fecha de entrega, debes estar listo para esa fecha y con fechas límites podrás cumplir el objetivo. La planificación con antelación te ayudará mucho a marcarte unas fechas límites correctas y no vivir estresado.
Horarios regulares
Es un grave error contar los fines de semana como horas a utilizar si no llegas a una fecha límite. Intenta tener unas horas regulares y cogerte los fines de semana libres. Saber que en una hora tienes que dejar tu mesa de trabajo es un gran incentivo para terminar proyectos.
Mi día empieza a las 04:30 con unas tareas muy básicas a realizar: la cama, beber un vaso de agua, cambiarme de ropa y recoger lo que quede por recoger del día anterior. Para las 05:00 estoy revisando el día en mi calendario y lista de tareas para que nada me pille de imprevisto.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

Centraliza tu Whatsapp, Facebook, Slack, etc.

En este truco rápido veremos cómo podemos tener centralizados tu Whatsapp, tu Facebook, tu Slack y muchas otras herramientas más con Franz.
En el siguiente vídeo podremos ver un ejemplo de cómo funciona.

Enlaces de interés:
Franz: Web Y de esta sencilla forma, puedes tener todo centralizado en una misma herramienta.
Esperamos que este truco rápido te sea de gran ayuda y recuerda que puedes resolver todas tus dudas en la comunidad del Club.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

El Equipamiento

Me gustaría hacer un repaso de herramientas y periféricos que uso, en mi día a día para que puedas tener una lista del equipo que pudieras necesitar.
Ir a comprar el equipamiento para tu nuevo despacho/oficina/negocio es siempre algo… excitante, como cuando comprabas materiales para la escuela y te tocaba estrenarlos.
Debes tener claro que estas compras no son un gasto, si no una inversión en tu negocio.
Periféricos
Ordenador
El ordenador es tu herramienta, si esta herramienta no funciona de forma correcta hará que te retrases, te ofusques y llegar a perder la concentración.
Imagínate la siguiente situación: abres el email, y tarda un par de minutos en estar listo para su uso. Comienzas a redactar el correo y las letras aparecen en pantalla con retraso, a la hora de adjuntar un archivo tarda mucho en abrir el explorador de archivos y cargarlo…
Esto hará que te cabrees y no estés cómodo. Si hay que invertir en un ordenador nuevo, en la herramienta de TU NEGOCIO, deberás buscar aquel que se adecue a tus necesidades.
Consejo: busca las características necesarias para tu trabajo y compra el siguiente en la escala. ¿Por qué? de esta forma, con un buen cuidado, te será útil por más tiempo y sin necesidad de cambiarlo.
– PC vs Mac vs Linux
No entraremos en el eterno debate de qué es mejor, hoy en día todos están lo suficientemente maduros (salvo que necesites algo muy concreto) como para trabajar con ellos.
Listaré algunas características y te daré mi opinión sobre ellos. Sé que cuando hablamos de opinión cualquier cosa puede pasar, por lo que espero comprendas que es un punto de vista, como existen muchos otros:
• Precio: los PC (y Linux) son más baratos que los Mac
• Autonomía portátil: por lo general los Mac tienen más duración de batería
• Perfil diseño gráfico: PC y Mac cuentan con soporte para Adobe. Quizás Mac gracias a sus pantallas retina sea más adecuado para ese perfil (si hablamos de portátiles)
• Perfil desarrollo: Linux y Mac, gracias a que está basado en Linux, sean las mejores opciones (siempre y cuando no desarrolles en exclusiva herramientas para Windows).
• Perfil escritor, creador de contenidos, gestión de emails, etc: cualquiera de los 3 puede ir bien para esta tarea y ahí entran los gustos de cada uno.
Lo mejor es que preguntes a gente especializada del sector y a gente de tu sector para que te comenten sus impresiones.
– Portátil o de Escritorio
Esta suele ser una duda bastante generalizada. Yo te recomiendo que compres un Portátil + Monitor(es) salvo que necesites un ordenador con mucha potencia.
Un portátil te da total libertad para moverte y llevarlo a donde quieras. También podrías tener ambos, pero creo que es un poco engorroso el pasar toda la información de uno a otro.
Mi portátil (el día en el que escribo este contenido):
- MacBook Pro Retina 13″ (2017 TouchBar), i7, RAM 16 GB, SSD 256 GB
Mi portátil cuando comencé (después de pasar por algunos Windows):
- MacBook Pro Retina 13″ (2013), i5, RAM 8 GB, SSD 256 GB
Consejo: yo compré ambos MacBook directamente en la web de Apple y los compro “Refurbished/Restaurado”. Gracias a ello, sigues contando con la garantía de Apple y, además, te ahorras un dinero (sin contar la deducción del IVA como autónomo/empresa)
Tablet
Para algunos momentos, el uso de la tablet siempre es más cómodo que utilizar el portátil. También es genial para consumir contenido, como por ejemplo leer blogs, libros, ebooks, redes sociales, etc.
Consejo: Al igual que con los portátiles, te recomiendo mirar la opción de comprar una table restaurada.
Impresora
Hoy en día todo es online y cada vez se usa menos el papel, pero hay veces que es necesario imprimir algún documento para algún cliente o institución pública. A menos que te dediques a diseño gráfico o parecido, necesitando una gran calidad de impresión, siempre podrás encontrar impresoras de calidad por 50€, incluso impresoras/escáner con WiFi por unos 60-70€.
Consejo: busca impresoras con cartuchos de colores separados, de esta forma, podrás cambiar sólo el color que se ha gastado y ahorrar dinero.
NAS
Un NAS es un “almacenamiento conectado a la red”, esto es, un disco duro externo conectado a nuestra red LAN. Se utiliza para guardar archivos, fotos, vídeos, etc., mandarlos a nuestra televisión, hacer copias de seguridad, permitir que los ordenadores de la casa/oficina se conecten a él y compartan archivos…
No hay nada peor que perder todos los archivos y documentos de tus clientes. Todo ese trabajo e historial perdido por no tener una copia de seguridad. Perder trabajo puede implicar tener que rehacerlo, sin cobrar claro, y dejar descontento a nuestros clientes.
Es tu responsabilidad mantener tu trabajo a salvo.
Consejo: al NAS puedes decirle que haga copia de una carpeta en concreto de tu ordenador, si le dices que copie la carpeta de Google Drive (o el servicio de nube que utilices), tendrás doble copia de seguridad ?
Si tu NAS cuenta con 2 bahías (2 discos duros), puedes replicar la información en ellos. Esto quiere decir que tu información estará duplicada y a salvo en los siguientes dispositivos:
Tu ordenador Google Drive NAS Disco Duro 1 NAS Disco Duro 2 Monitor
Trabajar con varios monitores harán que tu productividad aumente. Al menos deberías de trabajar con dos monitores o con portátil + monitor. En la medida de lo posible, deberías usar los mismos monitores para evitar diferencias de colores y tamaños. Con dos monitores de 20″ cada uno, sería lo mínimo para empezar.
Teclado + Raton
En caso de que necesites utilizar teclado y/o ratón deberías de tener en cuenta tus necesidades. Mi recomendación es que sean inalámbricos para evitar tener extra de cables por la mesa. También tienes que tener en cuenta si necesitarás hacer uso del teclado numérico.
Consejo: si, por ejemplo, utilizas los dos de Logitech, podrás utilizar el mismo conector USB Bluetooth para los dos ?
Regleta de Seguridad
Mucha gente no lo tiene en cuenta, pero mejor prevenir antes que lamentar. Estas regletas evitan las sobretensiones en los equipos conectados a ellas.
Consejo: también utilizo unos tapones USB. Si no utilizas una entrada USB, mejor taparla y evitar que entre polvo, etc.
Mesas
Aquí volvemos a centrarnos en la comodidad y ergonomía para trabajar. Una mesa grande te permitirá tener espacio suficiente para trabajar. Si, además, es regulable en altura de forma sencilla, mejor que mejor.
Silla
Una buena silla hará que estés a gusto trabajando. Debe ser regulable y cómoda, faltaría más. Y si tiene ruedas mejor que mejor.
Consejo: si vas a tener una silla con ruedas, te recomiendo cubrir tu suelo para evitar que lo ralles.
Webcam
Hoy en día, y más trabajando en remoto, es más que necesario disponer de una webcam. Tanto para mantener reuniones con clientes, como con tus compañeros, siempre es bueno tener buena calidad de imagen y hacerlas más agradables.
Micrófono
Para grabar todas las entrevistas, manuales y video tutoriales, necesitamos un buen micrófono para que la calidad de la voz sea la correcta.
Batería Externa
Las baterías externas vienen genial para evitar quedarte sin batería en el móvil o tablet en el peor momento.
Espero que este recopilatorio personal te sea de ayuda para que puedas tener todo lo necesario para comenzar.
 
PD: en mi página web personal tienes una lista de herramientas que utilizo en estos momentos.

Ibon Azkoitia

Ibon Azkoitia

×