Jump to content
Club EOM

Tus primeros contactos

   (0 valoraciones)

Ibon Azkoitia

Cuando decides ser Freelance es muy probable que no cuentes con clientes pasados de los cuales conseguir referidos, no tendrás proyectos en marcha y tendrás una reputación baja o ninguna.

La mejor forma de comenzar a conseguir tus primeros leads (contactos) es entre las personas que conoces, familia, amigos, conocidos y compañeros pasados. Algunas de estas personas estarán atentas a cualquier oportunidad que se les presente para dar a conocer tus servicios.

Tienes que tener en cuenta que trabajar para la familia y amigos directamente a veces puede ser algo frustrante, por lo que a veces es mejor no mezclar amistades con trabajo.

Muchas de estas personas seguramente no necesiten de tus servicios, pero estarán encantados de compartir tus tarjetas de visita y mencionar tus servicios a otra gente.

Dile a la gente que estás buscando trabajo

No esperes que ellos por si mismos sepan que estás buscando trabajo, cuenta a todo el mundo de que estás empezando a trabajar como freelance y que estás buscando nuevos clientes. Explica a la gente de forma clara qué es lo que haces y pregunta si conocen a alguien que pueda necesitar de tus servicios. Si junto con esto les das tarjetas de visita para que las compartan es muy probable que empiecen a llegarte personas interesadas en saber sobre tus servicios.

Una muy buena opción es la de mandar un email a cada persona que creas que puede ayudarte o que le interese ayudarte. El email debe tener la suficiente información para que estas personas se lo comuniquen a otras.

Coge cualquier oportunidad que se te presente

Esto es muy importante, estás comenzando y no tienes clientes, por lo que cualquier trabajo puede serte de gran ayuda, aun que no sea glamuroso. Estos trabajos pueden abrirte la puerta a otros proyectos más grandes e importantes y ayudan a pagar facturas.

En mi caso gracias a mi primer cliente he conseguido varios más referidos de él, e incluso algunos proyectos muy interesantes que aún siguen funcionando.
El no dejar ninguna oportunidad pasar es solo al principio, una vez el negocio está en marcha es importante aprender a decir “No”, ya que es importante no tener demasiado trabajo que nos desborde.

Trabaja barato cuando sea necesario

Está claro que la palabra “barato” puede crear algo de controversia, pero no debemos confundirnos. Estás comenzando y aún no tienes una reputación detrás que avale tus “altos precios”. Es por ello que deberías considerar comenzar con precios bajos, y a medida que tus trabajos sean de calidad y causen un muy buen impacto, debes ir subiendo tus precios.

En unos meses contarás con varios proyectos y clientes a tus espaldas, tus precios habrán subido y podrás escoger los trabajos que más te interesen. Es importante que los precios vayan en consonancia con tus gastos, alquileres, etc, las facturas hay que pagarlas y tirar precios no implica tener más trabajo.

Anunciarte para los Primeros Trabajos

No estoy hablando sobre crear anuncios, si no al revés, usar los anuncios de otra gente para conseguir trabajo. ¿Cómo? muy sencillo, haciendo una búsqueda en páginas amarillas podrás observar diferentes anuncios de empresas/autónomos ofreciendo sus servicios. Es muy probable que mucha de esta gente no cuente con una página web o tarjetas de visita, lo mejor es ponerte en contacto con ellos y ofrecerles tus servicios.

Plataformas para Freelance

Siempre he dicho que no estoy muy de acuerdo con algunas formas de trabajar/ofertar de este tipo de páginas. Por ejemplo a la hora de realizar logotipos los diseñadores deben mostrar sus bocetos, pero ello no implica que el “cliente” compre. Por lo tanto el “cliente” está recibiendo muchos bocetos que luego puede usar por si mismo con cualquier otro diseñador gráfico, sin contar los precios de según en que parte del mundo vives.

Fuera parte de este “mal estar” propio, pueden venirte muy bien para empezar y coger experiencia. Aquí van algunos consejos a tener en cuenta:

  1. Es importante que leas el anuncio entero y lo comprendas, al igual que seguir las instrucciones del posible cliente. No hay nada peor que ofertar un trabajo y que no se sigan las instrucciones de qué o cómo se quiere.

  2. Cerciórate de que tu página de portfolio funcione correctamente, y que los enlaces que envíes estén escritos correctamente y son relevantes para este trabajo.

  3. Muestra tu personalidad, a la hora de sobresalir entre el resto de aspirantes al trabajo es tu personalidad la que puede decantar la balanza a tu lado.

  4. ¡Ten entusiasmo! haz ver al cliente de que su proyecto es interesante y que quieres participar en él y que funcione. Cuando un cliente ve ese interés y entusiasmo es muy probable que termine por ofrecerte el trabajo.


Críticas de usuarios

Crear una cuenta o entrar para dejar una valoración

Tienes que estar registrado para poder dejar una valoración

Crear una cuenta

Regístrate para unirte a nuestra comunidad. ¡Es gratis!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

No hay valoraciones para mostrar


×